Blog

Guia de seo para principiantes

Pequeña Guía de SEO para principiantes

  |   Posicionamiento SEO   |   1 Comentar

Posicionamiento SEO, rastreo, bots, indexar.. Si no tienes muy claro que significan todos estos términos, sigue leyendo. Esta pequeña Guía de SEO para principiantes es para ti.

Pero antes de comenzar con ella, desmintamos algunos mitos.

  • Para captar clientes nuevos, el diseño de tu página web debe ser muy llamativo y original, nunca visto.
  • Una vez diseñada la web, nos podemos olvidar del resto. Los clientes vendrán solos.
  • Crear una versión móvil o responsive de la web, es una pérdida de tiempo.
  • Lo visual atrae a los clientes, por eso no es necesario incluir textos.

Éstos, tan sólo son algunos ejemplos de lo que algunas personas creen que es el diseño y posicionamiento web.

Es cierto, que hoy en día es vital y cada vez más difícil para una empresa distinguirse de sus competidores. Y lo es mucho más en Internet, donde las fronteras geográficas se diluyen.

Es aquí cuando surge la importancia del posicionamiento en buscadores. Aparecer en la primera página de resultados de buscadores como Google es ahora el objetivo principal de las marcas.

¿Cómo conseguirlo? Con una web bonita y llamativa, pensaréis. Pero no es del todo así.

Para aparecer en este ansiado ranking hay que reunir una serie de condiciones y cumplir todos y cada uno de los requisitos que Google impone.

Para que Google indexe una web en su buscador a grandes rasgos, puede ser bonita y llamativa, pero también funcional, accesible, usable y encontrable por el usuario y el buscador.

El posicionamiento SEO trata de optimizar nuestras páginas webs hasta cumplir con estas cuatro características.

Pero, comencemos por el principio.

 

GUÍA DE SEO PARA PRINCIPIANTES.

¿Qué es el posicionamiento SEO?

Con el posicionamiento SEO lo que hacemos es mejorar nuestra página web de forma que sea más comprensible para los motores de búsqueda y puedan así, indexar la web en sus listados de resultados de búsqueda.

*Indexar: una vez publicada nuestra web en Internet, Google y el resto de buscadores, almacenan parte del contenido en sus índices de búsquedas junto con el resto de webs de forma que cuando un usuario realice una consulta de un término relacionado con nuestra web, pueda mostrarla.

Una vez sabemos qué significan estos dos términos, debemos conocer si nuestra web se encuentra dentro del índice del buscador.

Para saberlo tan sólo debemos buscar la URL de nuestra web desde la barra de direcciones añadiendo “site”. Por ejemplo: site:mullbrand.com

Si acabas de publicar tu sitio web y no aparece dentro del listado mostrado, no desesperes. Algunos buscadores tardan un tiempo en indexar todo el contenido de las webs a sus índices.

Por el contrario, si hace ya bastante tiempo que la publicaste y no aparece, esto puede significar varias cosas:

  • Tu web no está bien enlazada
  • La plantilla usada no permite que el buscador la rastree
  • Ha habido un error al rastrearla.

Debes tener en cuenta que esto es un proceso que el buscador realiza de forma automática, y como todo, puede fallar.

Por ello, algunos buscadores como Google ofrecen a todos sus usuarios guías dentro de su soporte técnico sobre cómo enlazar tu página web a su buscador de manera sencilla.

 

Haz que buscadores y usuarios encuentren tus contenidos.

Para indexar tu web, el robot del buscador debe ver tu web tal y como la ven los usuarios. Por ello es vital que estos robots tengan acceso a los archivos CSS y Java Script de tu web.

Revisa el archivo “robots.txt” de tu web y permíteles el acceso en caso de no tenerlo. Esto ayudará a tu posicionamiento y por supuesto, a que se muestre todo el contenido a los usuarios que naveguen por ella.

 

Establece una jerarquía en el contenido de tu web.

Al igual que en un libro los capítulos y títulos nos ayudan a situarnos mejor durante la lectura y a encontrar la información, en una página web estos elementos ayudan al usuario a navegar por ella.

Incorporar títulos únicos y precisos a las diferentes páginas de nuestra web por medio del atributo <title> harán que el posicionamiento de nuestra web en buscadores mejore.

Google, nos recomienda que cada página de la web, contenga un título único, descriptivo y que nos ayude a conocer la temática de la misma.

 

Crea fragmentos y títulos concisos para los resultados de búsqueda.

¿Cómo hacemos que una de las páginas de nuestra web o una entrada de blog aparezca en los resultados de búsqueda?

Muy sencillo, creando títulos y fragmentos eficaces. Para ello puedes seguir las siguientes directrices:

  • Describe de manera concisa el contenido de la página o entrada del blog.
  • Añade un título único a cada una de ellas. No se deben repetir en toda la web.
  • Los títulos que escojas deberán ser breves y representativos. Rápidamente se debe entender de que va el contenido.

 

Haz uso de las metaetiquetas <description>.

Siempre que puedas, debes usar estas etiquetas. Con ellas podrás describir mucho mejor y de forma más extensa el contenido de cada una de las páginas de tu web.

Una de las grandes ventajas que nos ofrecen es que los buscadores pueden usarlas como fragmento en los listados de resultados de búsquedas.

 

Añade etiquetas de encabezado a tus contenidos.

Es importante que el usuario se sienta cómodo durante el tiempo que se encuentre navegando por nuestra web.

Tanto si tenemos gran cantidad de texto como si no lo tenemos, debemos siempre añadir algunas de las etiquetas de encabezado.

Con esto conseguirás que la lectura sea mucho más amena y pase mayor tiempo en tu web. Además, aportarán orden y te ayudará a resaltar la información más importante de manera visual.

 

Gestiona como aparece tu web en los resultados de búsqueda.

Google premia a todas aquellas webs que en la descripción de un resultado de búsqueda usan etiquetas de datos estructurados.

Estas etiquetas ayudan a los buscadores a comprender mejor el contenido de las páginas web, de manera que luego lo puedan mostrar de la forma más útil y afín a los términos buscados por un usuario.

Algunas de estas etiquetas nos permiten mostrar resultados enriquecidos, esto es, cuando por ejemplo vendemos un producto en nuestra web y queremos que en el resultado del precio aparezca una pequeña valoración de los usuarios que lo han comprado y el precio de venta.

 

Jerarquiza hasta el último elemento de tu web.

Un buscador no puede indexar una página web si su URL no es correcta. Por ello, es súper importante que las URLs sean diferentes y breves.

Como bien sabrás, una URL se divide en varias secciones las cuales explicamos más abajo:

Protocolo://nombredehost/ruta/nombredearchivo?cadenadeconsulta#fragmento

  • Protocolo: nuestra mayor recomendación es que siempre sea HTTPS. Con esto no sólo conseguirás que los usuarios se sientan más seguros al navegar y realizar compras en tu web, sino también mejorar tu posicionamiento en buscadores.
  • Nombre de host: es el host o dominio donde tenemos alojada nuestra web.
  • Ruta, nombre de archivo y cadena de consulta: nos indicarán qué contenido estamos previsualizando.
  • Fragmento: es la parte en la que nos encontramos dentro de una página.

Mantener una jerarquía de elementos estructurados dentro de nuestra web, hace que los buscadores reconozcan las distintas secciones y contenidos ordenados en función de importancia.

Si no sabes cómo hacerlo, te aconsejamos que realices un pequeño diagrama en una hoja de papel antes de comenzar a estructurar tu web de manera definitiva.

Recuerda: la estructura que plantees siempre debe ir de lo general a lo específico.

  • En un primer nivel establece siempre la página de inicio o Home de tu web. Dentro de ella, aúna el resto de categorías según un usuario medio accedería a ellas.
  • Añade una página de navegación o sitemap, donde encontrar el contenido ordenado en una lista sencilla.
  • Tus páginas 404 deben deben incluir al menos un enlace a tu página de inicio o a contenidos relacionados.
  • Usa URLs sencillas, fáciles de usar y recordar por los usuarios que visiten tu web.

 

 Optimiza al máximo todo el contenido que incluyas.

Este es sin duda, uno de los puntos más importantes de esta Guía de SEO para principiantes, es la optimización del contenido.

Hacer que el contenido sea útil y atractivo es vital para conseguir una buena reputación y con ella, un buen posicionamiento en cualquier buscador.

Para conseguir mejorar este aspecto, lo primero que debes hacer es conocer qué buscan los usuarios en tu web, y en el resto de la red.

Una vez lo sepas, debes crear contenido único y de calidad ajustado a esas premisas y por supuesto, a la temática de tu web.

Añadir un blog en el que publiques de forma, servicios de redes sociales o enlaces a foros, entre otros, te ayudará a difundir con mayor facilidad el contenido de tu web.

Eso sí, no te olvides de añadir enlaces internos y externos en los textos que escribas. Esto creará una pequeña red de enlaces entre los diferentes contenidos dentro y fuera de tu web, en la que los usuarios podrán acceder a todos ellos con el mínimo esfuerzo.

 

Las imágenes, también se optimizan.

Otro punto importante de esta Guía de SEO para principiantes es este.

Al igual que el resto de contenidos, las imágenes también deben estar optimizadas para buscadores.

¿Cuántas veces te ha pasado que has entrado a una web y tan sólo has podido ver una gran pantalla en blanco? Esto sucede cuando las imágenes no están bien optimizadas del todo.

Para ello, debes:

  • Optimizarlas para web antes de incluírlas en tu página web. Reducirás el peso de la imagen y por lo tanto su tiempo de carga en conexiones lentas.
  • Añadir una descripción mediante el atributo “alt”. Una pequeña frase de pocas palabras que sea representativa de la misma.
  • Usa formatos de imágenes estándar y compatibles con todos los soportes.
  • Añade un sitemap de imágenes para que los buscadores puedan encontrarlas con mayor facilidad.

 

Haz de tu web un sitio responsive.

En Mullbrand hacemos mucho hincapié en que las webs de nuestros clientes sean responsive, esto es, que se adapten con facilidad a cualquier tipo de dispositivo móvil sin perder información.

Hoy en día la mayor parte de los usuarios acceden a internet desde su smartphone por lo que el contenido debe adaptarse a ellos, ¿no crees?

Tal es así de importante, que Google desde hace unos meses penaliza el posicionamiento de todas aquellas webs que no lo son.

Actualmente un sitio web puede convertirse en responsive por medio de estos 3 métodos:

  • Diseño web adaptable: por medio del código CSS se modifica el procesamiento y visualización de la misma en el dispositivo.
  • Publicación dinámica: desde el servidor se envían varias configuraciones de HTML de una misma URL. Es el navegador el que escoge cual debe de mostrar al usuario.
  • URL independientes: al contrario que con la anterior, con esta configuración desde el servidor se envían dos URL diferentes para que el navegador las muestre en función del dispositivo. Es decir, se crea una con la versión para ordenador (www.mullbrand.com) y otra para la versión móvil (m.mullbrand.com).

Una vez hecho esto, debes asegurarte de que tu sitio web es rápido y fácil de usar. Si el contenido estático de tu web hace que no lo sea, considera implementarlo mediante AMP, Accelerated Mobile Pages, un formato de HTML que agiliza tu web de forma considerable.

 

Haz que tu web llegue a más personas.

Si tu sitio web es nuevo, la promoción es una buena medida para comenzar a alcanzar a mayor número de personas.

Promocionando tus contenidos más nuevos harás que los usuarios interesados en la temática de tu sitio web, lo encuentren con mayor rapidez y facilidad.

No sólo puedes hacerlo de manera online, también offline.

Incluyendo tu web en las diferentes aplicaciones que desarrolles, como tarjetas de visita, folletos o catálogos, conseguirás aumentar la notoriedad de la misma en la red.

Crearás así un canal extra por el que los usuarios se podrán poner en contacto con tu marca y contigo claro está, de forma rápida y sencilla.

 

Analiza los resultados.

El último gran paso de esta guía de SEO para principiantes no podía ser otro que este.

Toda acción que se lleve a cabo en relación a una empresa y su marca debe ser medido. Todo, hasta la última respuesta a un comentario en un perfil social.

Sobre todo en el mundo online, toda acción tiene su repercusión y esta repercusión sea buena o mala, sirve para analizar la presencia de la marca en Internet y también al público que la rodea.

Consultar de forma periódica cuales son las búsquedas relacionadas con tu web y cuáles los contenidos que mayor popularidad tienen entre tus usuarios, te ayudarán a gestionar tus contenidos y estrategia de forma más detallada.

Es decir, con estos datos puedes medir el grado de engagement que tus usuarios tienen con tus contenidos, cuales les interesan más y cuales menos.

Aunque parezca una tarea tediosa, no la dejes pasar, es muy importante para lograr un buen posicionamiento.

 

 

Sabemos que lograr un buen posicionamiento SEO en un principio puede llegar a ser muy complicado pero con esta guía de SEO para principiantes y un poco de paciencia durante el comienzo, será todo mucho más sencillo.

1Comentar
  • Diseño gráfico, indispensable en el diseño de tu web | Sep 25, 2018 at 18:47

    […] La relevancia respecto a calidad del contenido visual no se discute. Tampoco su relación con SEO ya que la tasa de permanencia de los usuarios en un sitio influye directamente sobre tu posicionamiento SEO. […]

Post A Comment

¡SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!

TODO LO QUE TIENES QUE SABER SOBRE MARKETING DIGITAL

Recibe nuestra newsletter con los mejores artículos de Mullbrand,
novedades, consejos y las últimas tendencias digitales.

Sus datos nunca serán cedidos a terceros