Ser Community Manager va mucho más allá de gestionar las redes sociales, escribir publicaciones o responder comentarios. Ser un Community Manager implica planificar, desarrollar e implementar estrategias de comunicación online, gestionar los touchpoints digitales de la marca a través del uso de herramientas específicas y transmitir la cultura de la empresa al resto de personas, generando, manteniendo y aumentando una comunidad de usuarios-consumidores. La responsabilidad de este perfil laboral es muy alta dentro de la empresa, ya que es quien da la cara ante el público y quien habla con ellos, haciendo de sus palabras las palabras de la empresa.

Actualmente, está a la orden del día que las marcas más conocidas se hayan hecho un hueco en Internet, especialmente en redes sociales.

Ya no basta con tener sólo página web, sino también con estar presente en Facebook o Twitter, las principales redes sociales del momento. Los usuarios de la marca querrán, no solo visitar la web, sino poder ver las opiniones que otros tienen (especialmente si son nuevos clientes), interactuar con las publicaciones, compartirlas, recomendar la empresa o el producto, etc. Aunque no todo será bueno, ya que algunos usuarios también expresarán sus opiniones negativas. Es importante que, si se decide hacer uso de las redes sociales para darnos más a conocer, estén actualizadas y se hagan publicaciones cada poco tiempo; ya que si no, no llamará la atención del usuario que la visite. Si éstas no están actualizadas, dará sensación de dejadez de las mismas.

En el artículo anterior hemos descubierto las claves que los usuarios buscan de las empresas en las redes sociales, en este vamos a hablar acerca de qué pueden hacer las marcas para triunfar en las redes sociales y así llegar a un target más extenso.
  Hoy vamos a comentar un caso que sucedió en Toronto, Canadá, el pasado mes de julio. Se trata del caso asociado al hashtag #DeadRaccoonTO. En resumen, es la historia de un pobre mapache que apareció muerto en una acera de Toronto y alguien llamó para que retiraran el cadaver. Esta historia demuestra el poder que tienen la redes sociales para transmitir una historia en directo, a la que se pueden sumar otras participando y engrandeciéndola hasta el punto que alcance repercusión mundial.
En un post anterior hablábamos sobre las ventajas que tiene para una empresa el subir contenido periódicamente a Instagram, lo ideal sería contar con un fotógrafo profesional que tome la fotografía perfecta, obviamente esta es una posibilidad que raramente se va a dar en un caso real.

En los últimos años Facebook ha revolucionado la forma en que las empresas se relacionan con sus clientes gracias a sus famosas Fanpages, donde se consigue crear una pequeña (o gran en algunos casos) comunidad alrededor de nuestro negocio o marca. Quién nos iba a a decir hace una década que podíamos tener contacto directo con nuestros clientes de manera casi instantánea y poder general visibilidad a nuestra marca fácilmente a cualquier hora, durante los 365 días del año y desde cualquier parte del mundo.

Linkedin ha alcanzado recientemente la barrera de los 200 millones de usuarios activos cada mes, más que toda la población de España, Reino Unido y Alemania junta. Pero lo os aún mas teniendo en cuenta la gran actividad que desempeñan sus usuarios. No es un simple repositorio de currículos esperando al encargado de recursos humanos de alguna empresa; sus posibilidades son muy amplias.